Santo Domingo de la Calzada y el milagro del gallo y la gallina

“Santo Domingo de la Calzada… donde cantó la gallina después de asada.”
(Dicho popular)

Una de los lugares más bonitos de La Rioja es Santo Domingo de la Calzada, punto importante del Camino de Santiago. Debe su nombre a Domingo García, que construyó un albergue y un hospital para peregrinos, facilitando así el peregrinaje a Santiago de Compostela.

Como punto de partida, es interesante visitar la Plaza del Santo y justo enfrente la Catedral de Santo Domingo de la Calzada.

La Torre Exenta, de 70 metros de altura, es la torre más alta de La Rioja y la tercera que tuvo la catedral, ya que la primera fue destruida por un rayo y la segunda tuvo que ser desmontada por problemas de cimentación. Se construyó exenta a la catedral para evitar que las corrientes subterráneas de agua afectasen a sus cimientos. Es la única torre catedralicia española cuyo reloj original del siglo XVIII sigue funcionando. Cuenta con 8 campanas, una de las cuales se utiliza para dar las horas y los cuartos.

A Santo Domingo de la Calzada se le atribuyen también diversos milagros, como el del ahorcado y el del gallo y la gallina, ambos declarados Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial, por parte del Gobierno de La Rioja.
Cuenta la leyenda que un joven peregrino alemán, que se dirigía con sus padres a Santiago de Compostela, fue condenado injustamente a la horca por el robo de una copa de plata, que la hija de un mesonero ocultó entre sus pertenencias, después de ser rechazada por el chico, tras declararle su amor. Sus padres rezaban ante el cuerpo del hijo, que colgaba de la horca, cuando él mismo aseguró que estaba vivo gracias a Santo Domingo de la Calzada. Corrieron entonces a anunciar la noticia al corregidor, que estaba a punto de trinchar dos aves de corral e incrédulo exclamó: “¡Vuestro hijo está tan muerto como estas aves que voy a trinchar!” y de pronto, el gallo y la gallina de la mesa recobraron sus plumas y el gallo cantó con fuerza.
La leyenda caló tanto en la cultura popular que acabó por ser un elemento definitorio de la ciudad y mantener su espíritu constante durante varios siglos de historia. Es frecuente ver las tiendas con originales figuras de barro del gallo y la gallina e incluso se pueden ver en el escudo de la ciudad.

Hasta el patrono de la ciudad está representado con una vara y rodeado de un gallo y una gallina…

Santo Domingo de la Calzada

Pero lo más sorprendente de todo es ver un pequeño gallinero dentro de la catedral, donde siempre hay un gallo y una gallina vivos y de color blanco, en recuerdo de Santo Domingo y sus milagros.

Y justo encima del pequeño gallinero se conserva un trozo de madera de la horca del peregrino.

La Plaza de España está situada detrás de la catedral y es otra parada obligatoria. Aquí podéis encontrar el Ayuntamiento y también el antiguo hospital de peregrinos, convertido en Parador de Turismo desde 1965.

Ayuntamiento de Santo Domingo de la Calzada
Parador de Turismo, antiguo Hospital de Peregrinos

Para disfrutar de esta bonita ciudad, lo mejor es sin duda perderse entre su estrechas calles y sus curiosos rincones, dejándoos sorprender a cada paso.
La Rioja está llena de magníficos lugares por descubrir, ¿no creéis?

Una respuesta a “Santo Domingo de la Calzada y el milagro del gallo y la gallina”

  1. Muy bonito y curiosa leyenda que llega hasta el día de hoy.

Deja una respuesta