Madrid, la magia de la Navidad

“El recuerdo, como una vela, brilla más en Navidad.”
(Charles Dickens)

Uno de los mejores destinos navideños es sin duda Madrid, con el inconveniente de que está masificado y pasear por sus calles puede llegar a ser una odisea, porque a todos nos gusta disfrutar de esta bonita ciudad, engalanada para la ocasión.

Es época de regalos y los mercadillos navideños pueden ser una buena opción donde encontrar originales ideas con las que sorprender.

El Mercadillo de la Plaza Mayor es quizás el más famoso de la capital. Más de 100 casetas de madera roja (este año estrenan diseño, con un toque más acorde a las fiestas) repletas de adornos navideños, accesorios para el Belén o artículos de broma, todo ello aderezado con una bonita iluminación. Se puede visitar hasta el 31 de Diciembre.

El Mercadillo del Gato, en la Gran Vía, está orientado a los amantes del shopping y finaliza el 5 de Enero. Más de 100 expositores de moda, complementos, calzado o bisutería distribuidos en dos plantas. Merece la pena darse una vuelta, aunque sólo sea por ver el bonito edificio donde está ubicado: el antiguo Casino Militar.

La Feria del Mercado de Artesanía, en la Plaza de España, es quizás la más importante en cuanto a producción artesanal, calidad y variedad.

Y también en la Plaza de España encontraréis un llamativo árbol de Navidad, situado entre el Edificio España y la bonita Fuente del Nacimiento del Agua.

Continuando con los árboles de Navidad, éste tan dorado se encuentra en la Plaza de Callao y está patrocinado por Loterías y Apuestas del Estado. Junto a él encontramos una caseta navideña del Corte Inglés, con multitud de artículos decorativos.

Otro cónico árbol, cerca de Gran Vía

O también el de la Plaza de Colón, patrocinado por Correos…

Pero el más mediático y fotografiado es sin duda el árbol de la Puerta del Sol… increíble la concentración de gente por toda la zona.


Otra buena e imprescindible opción para disfrutar de la Navidad madrileña es subirse al Bus de la Navidad (este año llamado Naviluz), un autobús de dos plantas que recorre las calles más importantes de Madrid. Es importante que vayáis abrigados, pues el recorrido dura unos 50 minutos y es nocturno, en autobús descapotable, así que se pasa bastante frío. Sale de la Plaza de Colón y recorre Serrano, Puerta de Alcalá, Plaza de Cibeles, Gran Vía, Callao, etc.

Y otro clásico de la Navidad es la visita a los distintos Belenes repartidos por la ciudad. Destacan sobre todo tres:

1-BELEN DEL AYUNTAMIENTO. Situado en el impresionante Palacio de Comunicaciones  (sede del Ayuntamiento de Madrid) en la Plaza de Cibeles. Tiene 60 m² (frente a los 8 m² que tenía el año pasado) y está protegido por una vitrina, lo que hace que las fotos salgan con múltiples reflejos, lamentablemente . La entrada es gratuita y se puede visitar hasta el 8 de Enero. Merece la pena acercarse a verlo y de paso admirar por dentro el majestuoso edificio donde está ubicado.

2- BELEN DEL PALACIO REAL. También hasta el 8 de Enero se puede visitar gratuitamente este precioso belén napolitano, situado en el Salón de Alabarderos del Palacio Real y que este año conmemora el tercer centenario del rey Carlos III, incorporando su imagen al propio Belén y dándole un gran protagonismo. No están permitidas las fotos, por lo que ésta que adjunto corresponde a la web:
www.patrimonionacional.es.

3- BELEN DE LA COMUNIDAD DE MADRID. Situado en la Real Casa de Correos, en plena Puerta del Sol, también hace un homenaje al tercer centenario de Carlos III, del que se dice que fue el mejor alcalde de Madrid. 150 m² donde se reproducen los principales monumentos de Madrid construidos antes y durante el mandato del monarca, con réplicas totalmente artesanales del Palacio Real, la Puerta de Alcalá, el Puente de Segovia o el propio edificio que alberga este bonito y original Belén. Se puede visitar hasta el 5 de Enero y la entrada es también gratuita, aunque hay que ir con tiempo, pues se forman enormes colas para entrar.







Finalmente no nos podemos marchar de Madrid sin comprar lotería (en nuestro caso, hacer la larga cola en Doña Manolita, desde bien temprano) y  comprar turrón en Casa Mira (Carrera de San Jerónimo, 30)… imposible no pararse a admirar sus bonitos escaparates y adquirir alguna de sus exquisiteces.

Largas colas en Doña Manolita





Os deseo a todos muy felices fiestas y que disfrutéis de la Navidad lo máximo posible. Son fechas en que recordamos con nostalgia a los que ya no están, pero también valoramos a las personas que tenemos a nuestro lado y cada feliz momento vivido junto a ellos. Al fin y al cabo eso es lo esencial.
Termino con una imagen desde la azotea del Círculo de Bellas Artes, un lugar donde tomar una copa y disfrutar de maravillosas e impresionantes vistas de la ciudad. De Madrid al cielo, amigos.

 

.

Deja un comentario