El encanto de Biarritz

“Más importante que el viaje en sí es lo que queda en el espíritu del viajero.”
(Miguel de la Cuadra-Salcedo)

Situado al suroeste de Francia, en la región de Aquitania y a 40 kilómetros de San Sebastián, se encuentra Biarritz. Fue un pequeño pueblo de pescadores de ballenas, hasta que la emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, lo convirtió en su residencia de verano a mediados del siglo XIX, ordenando construir su lujoso palacio a orillas del mar. La emperatriz atrajo a toda la nobleza europea, a quienes invitó a veranear en la ciudad, convirtiendo a Biarritz en una ciudad de moda, elegante y lujosa para la alta sociedad. Actualmente ese palacio real es el majestuoso Hôtel du Palais.

PicsArt_06-24-11.51.08[1]
Entrada al Hôtel du Palais (antigua residencia de la emperatriz Eugenia)

Cuando llegas a Biarritz, lo primero que te llama la atención es el contraste de estilos: la arquitectura de época convive con tiendas, cafeterías y restaurantes modernos.

DSC07165-1
DSC07161

Les Colonnes y Henriet

DSC07182
El hotel Bellevue tiene adosada una tienda de ropa

Llamativos carruajes listos para llevar a la novia al altar…

PicsArt_08-30-04.51.25[1]
Como visitas imprescindibles de la ciudad hay que destacar la Iglesia de Santa Eugenia, construida en 1898. Recibe su nombre de la emperatriz Eugenia de Montijo. Muy recomendable verla por dentro, pues tiene un altar y unas vidrieras preciosas. Desde su plaza se puede ver el puerto de pescadores.

PicsArt_06-24-10.34.05[1]
Pórtico, fachada principal, interior y una de las vidrieras de Santa Eugenia

El Mirador de Bellevue, un lugar muy agradable desde donde podéis obtener fotos panorámicas de la ciudad.

2011-10-22 16.54.11

La Iglesia Ortodoxa Rusa, con su inconfundible cúpula azul y símbolos religiosos traídos desde San Petersburgo. El interior necesita reformas, pero merece la pena una visita.

PicsArt_06-24-10.51.42[1]El principal teatro de Biarritz se denomina Gare du Midi y antiguamente fue una estación de tren, de ahí su nombre.

DSC07082

En una privilegiada situación, en el paseo marítimo, está el Casino. Un buen sitio para disfrutar de una cena romántica, con vistas al mar.PicsArt_06-26-04.06.10

El Faro, construido en 1834, con 73 mts de altura y 248 escalones para subir. Abierto al público. Está en la cima de una colina y junto al agua, ofrece por tanto vistas magníficas de Biarritz y la costa francesa.

1466785404535

A las afueras de la ciudad, dejando atrás el Hôtel du Palais y la Iglesia Ortodoxa, os encontraréis con viviendas que cortan la respiración. No os vayáis de la ciudad sin verlas, pues hay auténticas maravillas de la arquitectura. Éstos son sólo algunos ejemplos.

PicsArt_06-26-03.31.23Y por supuesto, no dejéis de visitar las pastelerías exquisitas, disfrutar de deliciosos quesos franceses, que podéis degustar o llevaros a casa o incluso admirar las espectaculares frutas. Escaparates muy tentadores, con esmerada decoración. Por ejemplo, aquí tenéis una pequeña muestra de las cosas tan apetecibles que veréis en Henriet, la mejor y más famosa pastelería de Biarritz. Os garantizo que si entráis a comprar algo no os arrepentiréis…

PicsArt_06-24-04.52.41
Escaparates de Henriet

Tiendas de lujo, con escaparates elegantes y glamurosos, donde quemar la tarjeta de crédito…

Galerías Lafayette
Las famosas Galerías Lafayette
DSC07188
Boutique de Hermès
PicsArt_06-26-03.56.47
En Natacha podemos ver bolsos no aptos para cualquier bolsillo

Por último, para los amantes de las olas, Biarritz es una ciudad imprescindible. Puede presumir de tener playas de 6 kilómetros, donde practicar surf. Se celebran incluso prestigiosos campeonatos internacionales, donde se reúnen surfistas de todo el mundo.

DSC07242-du palais al fondo-1

En definitiva, es un lujo recorrer cada rincón de esta preciosa ciudad y todo un grato descubrimiento para quien la ve por primera vez. Tiene un encanto especial que te enamora de inmediato, ¿no os parece?

Una respuesta a “El encanto de Biarritz”

  1. Precioso Biarritz, una delicia para pasear y disfrutar de tan coqueto lugar. Un beso.

Deja un comentario