Belenes en Asturias, tradición navideña

“Honraré la Navidad en mi corazón
y procuraré conservarla durante todo el año.”
(Charles Dickens)

Y llegó la Navidad, con su mezcla de nostalgia, alegría e ilusión. Cada uno siente la magia de forma diferente, pero todos acabamos contagiándonos de ese espíritu navideño que lo invade todo.

Una de las cosas que más me gustan de estas fiestas son los belenes. Me parece admirable el trabajo artesanal que tantas personas, desinteresadamente y con mucha ilusión, realizan cada Navidad en multitud de lugares. Cuando el belén cierra sus puertas en enero, ya se empieza a preparar el del año siguiente, con nuevas ideas y nuevos materiales. Son muchos meses de trabajo los que se invierten para que al final del año los visitantes podamos disfrutar, durante apenas unos días, de esos preciosos dioramas navideños.

Hace un tiempo ya os hablé de la Navidad en Madrid (os dejo aquí el enlace por si estáis interesados en recordarlo) pero esta vez nos quedamos en mi tierra, Asturias, para descubrir los mejores y más importantes belenes que hay distribuidos por la región.

Comenzamos con GIJÓN, una ciudad por la que siento un cariño muy especial. Este año su Asociación Belenista, que cumple 60 años de andadura, rompe por primera vez con la tradición de exponer un belén hebreo, para agradecer al Ayuntamiento la concesión de la Medalla de Plata. El belén que veremos recrea la ciudad en tiempos de Gaspar Melchor de Jovellanos, su hijo más ilustre y está basado en un cuadro de su propia colección: “Vista de San Lorenzo y del Campo Valdés”. En él se reproducen los edificios más emblemáticos de Gijón, entre los que destaca la Iglesia de San Pedro, con su aspecto original, antes de ser destruida durante la Guerra Civil.
Resulta original y sorprendente ver el pesebre en los restos de un barco naufragado, pero es un homenaje más a Jovellanos. El “Volante” fue el último barco en el que embarcó en Gijón, huyendo de los franceses, para acabar falleciendo en Puerto de Vega.

Podéis visitarlo hasta el 6 de enero en el Centro de Cultura Antiguo Instituto.

El pesebre, dentro del barco naufragado “Volante”
Al fondo, la Iglesia de San Pedro

Otro belén gijonés que merece la pena visitar es el del Jardín Botánico, con 32 piezas a tamaño natural y en un entorno magnífico. Al ser también Jornada de Puertas Abiertas, podéis aprovechar para dar un paseo y conocer, de forma gratuita, este precioso rincón de Gijón, único jardín botánico de Asturias.

Como curiosidad, la Asociación Belenista de Gijón también realizó el belén artesanal del centro comercial INTU ASTURIAS, inspirado en el pueblo de Bandujo, que fue declarado Bien de Interés Cultural en el 2009.

Belén de Intu Asturias (antes Parque Principado)

La capital asturiana, OVIEDO, también alberga una preciosa exposición de belenes, en la Plaza Trascorrales.
El primero que nos encontraremos tiene sabor asturiano, mide 30 m² y está realizado mayoritariamente en corcho blanco. Recrea las aldeas típicas con sus casonas rurales, hórreos, una fragua, una capilla (donde podemos ver en su interior la Virgen de Covadonga, patrona de Asturias) y hasta varas de hierba, muy típicas en los campos asturianos.

Belén inspirado en Asturias
Detalle de la capilla, con la Virgen de Covadonga al fondo

También se expone un pequeño belén, inspirado en los hogares de los años 50 y realizado con técnicas sencillas de montaje, donde participaba toda la familia.

Belén de los hogares, en los años 50

En la misma exposición nos encontramos también otros dos belenes, de estilo bíblico, donde es imposible no maravillarse con el precioso trabajo artesanal que realiza la Asociación Belenista de Oviedo.





La CUEVA DE COVADONGA también cuenta con un precioso belén, de unos 30 m², que durante años se había expuesto en la Basílica. Las bajas temperaturas no impiden la afluencia de gente, así que hay que tener un poquito de paciencia si se quiere ver con calma.
Como curiosidad, el Niño Jesús no se colocará hasta Nochebuena.

Y terminamos con la impresionante IV RUTA DE BELENES DE VILLAVICIOSA, compuesta por el “Belén de la Oliva”, en la Fundación José Cardín Fernández; el “Belén hebreo” y “Belén infantil” de la Casa de los Hevia; el belén parroquial de la Iglesia de Santa María y el belén del Monasterio de las Clarisas. Todos ellos son gratuitos y se pueden visitar de lunes a domingo, hasta el 5 de Enero.
Al inicio de la ruta nos dan un bono, que iremos sellando en cada uno de los cuatro belenes y que depositaremos al final en una urna, para participar en el sorteo de una cesta de dulces elaborados por las monjas clarisas.

El “Belén de la Oliva“, en la Fundación José Cardín Fernández (médico de profesión y principal impulsor y gerente de las bodegas El Gaitero), es el más importante de los belenes y el más bonito, desde mi punto de vista. Se compone de una maqueta de 50 m² y 150 figuras, colección de Nicolás Rodríguez Martín, donde se contemplan los distintos efectos del día y la noche, hogueras o luces en las casas. Hay también un belen en movimiento que os sorprenderá.

La Casa de los Hevia (calle Caveda y Nava, nº 31) expone un belén hebreo de oficios de la época, con figuras creadas por el artesano Francisco Javier Guilloto para la Asociación Belenista de Oviedo. También aquí podemos ver un belén infantil, compuesto por figuras de PlayMobil.

El belen del Monasterio de las Clarisas (calle Santa Clara, nº 16) está realizado por la Comunidad de Monjas Clarisas que viven en él y, siendo el más austero de todos, tiene un encanto especial.


Finalmente, el belén de la Iglesia de Santa María es el último de la ruta de Villaviciosa y está realizado por Ovidio Vecino Busto, colaborador de la parroquia.
También aquí podemos ver una original colección de belenes en papel, en 20 cuentos navideños desplegables y de diferentes tamaños, épocas, estilos e idiomas. Estas pequeñas reliquias comparten espacio con el Museo de Semana Santa, inaugurado en 2018 y una visita muy recomendable.

Belén de la Iglesia de Santa María
Belenes en papel

Sólo me queda desearos a todos unas FELICES FIESTAS Y UN PRÓSPERO AÑO 2019. ¡Hasta pronto amigos!

Deja un comentario